Combate naval entre cristianos y turcos. Cuadro

Enlace persistente
MARCXML Dublin Core RDF Cita bibliográfica BibTeX SWAP METS Linked Open Data / EDM 5.2.8
 
Otros Piezas de museos Combate naval entre cristianos y turcos (1610 - 1667) - Wael, Cornelis de, 1592-1667     Objetos digitales

Sección: Piezas de museos

Tipo de objeto: Pinturas (Género/forma) Icono con lupa

Título o nombre del objeto: Combate naval entre cristianos y turcos

Datación: 1610 - 1667

Descripción: El pintor representa con toda crudeza un combate naval entre galeras mediterráneas; debió de ser realizado cuando fijó su residencia en Génova a partir de 1610. Este tipo de batallas navales intemporales que Wael cultivó asiduamente, revelan el eco imborrable, en la mentalidad europea, del enconado enfrentamiento de cristianos y turcos a lo largo del siglo XVI que difundieron en su temario pintores flamencos como Vermeyen o Coeck , la resonancia del triunfo de España, contra Selim II (1571), en Lepanto; la decadencia de Turquía a la muerte de Solimán II el Magnífico y el revivir del imperio, en la segunda mitad del XVII, durante el reinado de Muhammad IV y la regencia de los grandes visires. Las medias lunas avalan la identidad de los turcos, y la imagen de Cristo en orla celestial en la bandera carmesí en pico, la confederación cristiana de Occidente, pero ningún otro signo o símbolo señala nacionalidades concretas; los dos gallardetes, en carmesí y en blanco, no llevan símbolos y, tampoco la insignia del coronamiento de popa de la galera central, que empuña un marino en actitud desafiante; a estribor de la carroza, la galera arbola un estandarte real a franjas azules y un escudo de armas, hoy desafortunadamente irreconocible. En esta misma galera, destaca como distintivo un fanal con forma de una esfera armilar, que podría relacionarse con la Marina portuguesa. La embarcación de la derecha arbola un gallardetón o rabo de gallo con la imagen de Cristo sobre fondo rojizo. Las naves y la lucha frenética de los contrincantes, responden a la formación italiana de Wael que convive, en sus estampas de cronistas, con su vena realista y pintoresca.Cornelis de Wael incluye galeras con diseño próximo a éstas y muestra su afición al ornamento de atlantes y cariátides decorativas en las rodas y tajamares, en los puertos con Galera de los caballeros de San Esteban en colección privada de Génova, en colaboración con Andries van Eertvelt (?), en Galera y dos vascelli de vela holandeses, también en el coleccionismo genovés; en la Batalla naval de colección privada (vid. Giancarlo Sestieri, I pittori di battaglie. Maestri italiani e stranieri del XVII e XVIII secolo, 1999, p. 629, figs. 4 y 5), o en la Batalla naval con náufragos en una chalupa, en venta Sotheby's (24-IV-1988, núm. 121)La disposición de los mástiles, la consistencia áspera y violenta del combate, y el griterío y vitalidad de los personajes se repiten, con modificaciones, en El Naufragio, en colección privada de Génova (L. 93 x 142); en el Combate naval de la Biblioteca Vaticana, de Roma, ocasión en que Wael refuerza las diagonales y el desequilibrio de los barcos, y en el Combate de Wael y G.A. Vicino del Palazzo Airolinegroni de Génova (vid. Kunst in der Republik Genua 1528-1815, cat. núm. 16).Este asunto, de igual visión e ideales, pero en tono monumental, figura en venta Christie's de Londres (20-4-1988, núm. 121) y en el inventario de la colección Howarts se documenta un Combate marítimo de Cornelis de Wael y A. Van Dyck (vid. Bellori, 1988, p. 210)En el capitulo de combates navales, en la producción de De Wael, recordamos que los inventarios genoveses de los siglos XVII y XVIII, testimonian la repercusión del tema en el coleccionismo y ambiente artístico local (Génova. Palazzo Ducale. Van Dyck a Genova. Grande pinttura e collezionismo, 22-III-13-VII, 1997) , y que el patronazgo de Felipe III explicaría la presencia en España de sus temas y pinturas, aunque pocos son los ejemplos localizados por el momento, en nuestras fronteras; el Museo del Prado conserva tres de sus obras, atribuidas anteriormente a Juan de la Corte y Sebastian Vrancx (Matías Díaz Padrón, Dos batallas navales de C. Wael atribuidas a Juan de la Corte y Un campamento de C. Wael atribuido a Vrancx). El paisajista Giovanni Battista Vicino, colaborador de De Wael, y Tavarone, especialista en temas de figuras y barcas, participó en las escenas de combate en los frescos de El Escorial (1590), y Ratti, en 1768, comenta que Ambrosio Spínola importó a Flandes, posible vía de importación de sus cuadros a España, sus escenas militares de aspecto banboccianti .Las figuras menudas, expresivas, nerviosas y la armonía turbulenta de los tonos y los cuerpos en su supervivencia dramática, se adhieren a los incentivos barrocos, de sus últimos años en Génova; en Roma entra en contacto con los Shildersbent, y la Guilda de San Lucas le menciona en 1627; predomina aquí la gama de azules y terroso, y los toques vivos y diseminados destacan en un conjunto de colorido apagado, en un atmósfera neutra, fundida en una tonalidad general grisácea; el toque es algo abrupto, y la pincelada densa y los tonos de menos brillantez y transparentes, le distancian del concepto pictórico de Banboccio y su circulo. El salvamento de los caídos al agua estratégicamente dispuestos en los ángulos y centro del primer plano es un recurso expresivo e impactante que Wael diseña en la pintura del Museo Naval y en otras versiones citadas.Es de interés anotar respecto a esta pintura y a otras del mismo género, que de De Wael se conserva una serie de dibujos de temas militares que probablemente reutiliza en sus batallas y que sus modelos articolate in gruppi dalle fisonomie piú generiche che agiscono coralmente e in singoli (o piccoli) con funzioni de protagonisti... (vid. C. di Fabio en Van Dyck a Genova. Grande pinttura e collezionismo, 22-III-13-VI, 1997, pp.1-102).Los personajes, vestimentas y el espíritu del combate han permitido reseñar, en su pintura, reminiscencias de Snayers y recuerdos de Meulener y Van der Meulen (Legrand, F. C. Les peintres flamands de genre au XVIIe siecle, 1963, pp. 209-211), pero, con relación a estos autores, los modelos de Cornelis de Wael son de canon corto resultan más achaparrados y brutales en el combate y las tonalidades más neutras. Por otra parte, Wael participa de la tradición genovesa en el concepto pictórico y vibrante de la materia, la atmósfera envolvente que diluye los matices y en la sobrecarga dramática del color. El contraluz de los primeros términos, la claridad blanquecina de la espuma del mar y las sombras que proyectan los cascos de las embarcaciones expresan la insistencia de Wael en los contrastes violentos de luz, sombra y color.

Materiales y dimensiones: Lienzo . Óleo. - 92 cm x 152 cm x -

Notas: Según la investigadora Aida Padrón Mérida, la nave de la derecha rompe, en diagonal acentuada, la disciplina de las embarcaciones protagonistas, que muestran al espectador sus altas proas frontales; banderas y estandartes giran en movimiento impetuoso presas del viento, y permiten identificar, con un cierto realismo aproximativo, la naturaleza de la flota que se bate en un caos de cuerpo contra cuerpo y ante la reacción, dramática e imprevisible, de la mar. Las nubes densas y los azules grisáceos del cielo anuncian la tormenta que se avecina al unísono de la tragedia bélica y la derrota naval, filtrando, en el espectador, una cadena anímica de incertidumbres, inestables y transitorias, similar, en espíritu y factura, al Combate de Cristianos y Turcos de colección privada de Lugano, fechado hacia 1645; la disposición de las velas, y la pincelada densa, el tono abocetado de los personajes y las sugerencias del celaje indican una misma grafía en ambas secuencias.

Referencias y bibliografía: *Aída Padrón Mérida, Combate naval entre cristianos y turcos, n.º 98 del Catálogo de la Exposición Carlos V. La Náutica y la Navegación, Pontevedra, 2000. Al introducir aquí literalmente esta documentada descripción de la pintura de Wael, lo hago en memoria y homenaje de Aída, extraordinaria investigadora del arte y colaboradora de este Museo, desgraciadamente desaparecida hace pocos años.*

Derechos: PDM: Marca de Dominio Público. Objeto digital cuyos derechos de autor están en dominio público. Este objeto digital puede utilizarse sin ninguna restricción por cualquier persona.: http://creativecommons.org/publicdomain/mark/1.0/deed.es_ES

Localización:

Museo Naval de Madrid — Nº inventario: MNM-4799

Objetos digitales Objetos digitales